Continente o contenido

  • Resulta que en la época de expansión del ADSL en España (digamos el principio de la decada de los ‘00) Telefónica estaba feliz de que los usuarios de internet dispusieran multitud de contenidos libres en la red. Libres a las bravas, emule y redes p2p. Mientras más capacidad de descarga tuvieran, más lineas de ADSL se contratarían. Ya había pasado la crisis de las puntocom y Telefónica sabía que tenía que seguir esta linea de negocio.
  • Es curioso como la liberalización del sector de las telecomunicaciones, es decir, la privatización liberal de Telefónica y la inferencia del Partido Popular en ella, abrió las puertas para que la dueña de las lineas de comunicaciones dejara de dar un servicio a la sociedad, para beneficiarse de ella de una manera, que sigue siendo escandalosa. El mercado no se regula tan  fácilmente por si mismo. Telefónica partía con ventaja competitiva de ser la que tenía las lineas y el prestigio histórico y hasta ahora nadie le ha podido hacer sombra. Además el gobierno de Aznar no interfirió en la gran proliferación de negocios fraudulentos en la red, tampoco la primera legislatura el Psoe en el gobierno se atrevió. Como resultado una situación donde todo vale y nada se puede regular.
  • Pero ha llegado un momento, que multitud de empresas le hacen competencia, que se les exige más en el mantenimiento de sus lineas, que las redes de fibra óptica de otras compañias van enraizando rápidamente las ciudades y pueblos. Y todo, que hay algunas dispuesta a dar mejor servicio. Si unimos estas razones al gran desarrollo tecnológico que ha tenido España con el Plan Avanza y los límites de usuarios de internet está no muy lejano, vemos como la compañía otroras estatal tiene que ir pensando en ganar dinero de otras maneras.
  • Ahora que los contenidos están regulándose cada vez más, con toda la polémica de la LES, el #manifiesto, etc. vemos como el reclamo del uso de internet ya no es la descarga masiva y gratuita de contenidos.  Así que Telefónica pensando nuevas vias de negocio, ha pensado en cobrar parte de los beneficios que en sus redes se producen, como el caso de Google
  • El gran problema de los contenidos es el carácter latino español. En España lo legal no es lo que se recoja en las normas. Lo  legal lo entendemos como todo aquello que se puede hacer sin que nos pillen. Además exigimos como derecho lo conseguido de forma ilegal, porque de facto ya lo haciamos. Cuando nos demos cuenta que mucha gente gana dinero por las descargas ilegales (que son ilegales pero no se persiguen) y no pagan los mismos impuestos que nosotros los currantes normales empezaremos a ver como funciona el cotarro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: