¿Quiénes son el futuro de la Socialdemocracia europea?

No son pocos los análisis políticos que auguran peores tiempos para la Socialdemocracia en Europa. Con matices, otros analistas aseguran que la situación de los partidos de izquierdas en el continente no puede ser peor, contando los escasos gobiernos progresistas y analizando la composición del hemiciclo del Parlamento Europeo.

Si además sumamos este factor de confluencia de gobiernos conservadores y neoliberales en Europa, con el desgaste de los gobiernos progresistas debido a las medidas de control de déficit en este momento de la crisis, podemos vislumbrar mucha dificultad a corto plazo para ganar elecciones. Y Al fin y al cabo son el único modo de conseguir espacio político para implantar medidas políticas que consigan cambiar la sociedad.

Llegados a este punto, ¿qué deben hacer ahora los partidos progresistas para cambiar la tendencia derrotista? Sin duda, adoptar todas las medidas progresistas posibles (es decir que tengan posibilidad real de ser aplicadas) para intentar salir por la izquierda de esta situación difícil, unirse y replegarse en organizaciones fuertes e intentar conectar con su electorado más distanciado.

  • Búsqueda de nuev@s líderes, que no tengan losas sobre su perfil política y que generen ilusión.
  • Formación de sus bases y cargos intermedios. Profesionalización de la actividad del militante. 
  • Expansión en las redes del mensaje progresista. Los medios de comunicación se concentran en grupos cada vez más conservadores y tendenciosos.

¿Quienes serán est@s nuev@s líderes?

Para cambiar Europa y que pueda volver a representar un espacio de bienestar común, que marque una tendencia hacia el progreso, como ahora es referencia Latinoamérica, hace falta que varios países consigan  cambiar a la vez gobiernos conservadores por gobiernos socialdemocratas. ¿Es posible? Sí, pero han de darse unas cuantas circunstancias que quizás dependan de factores muy difusos: 

Alemania:

Aunque esté gobernada por la ínclita Ángela Merkel, que ha accedido a hacer recortes severos en el déficil del país, Alemania parte de una posición más favorable que el resto de Europa para salir de la crisis pronto. Gerhard Schröder hace más de 7 años hizo ajustes económicos, que nos hizo creernos que se alejaba de la izquierda. En verdad estos ajustes eran para mejorar la estructura económica de Alemania, previa a la crisis. Esta forma de llevar a cabo la famosa “tercera vía” le costó las elecciones y derivó hacia un desplome personal que arrastró al SPD en un cúlmen de despropositos. Cerca de medio millón de militantes perdidos así lo demuestran (queda aquí pendiente de analizar las diferencias entre un país que cuenta con millones de afiliados en sus partidos principales con España)

En la actualidad y tras varias elecciones parciales muy disputadas en los diversos estados federales de Alemania se ve un posible cambio de Canciller. Los posibles líderes de este cambio serían Andrea Nahles, más joven y escorada a la izquierda, Sigmar Gabriel, actual presidente del SPD y por último, el más brillante de los tres y apreciado, Klaus Wowereit, alcalde de Berlín y gran promotor del resurgir del SPD por su gestión.

       

Para una alianza de políticos renovadores tendrían que confluir más líderes jóvenes que representen un nuevo modelo social. En España se ve cada día con más fuerza la imágen de políticos como Carme Chacón o Eduardo Madina que podrían estar sobradamente preparados para presidir el país en 2012 y 2016. Su comparecencia en actos como el que organizó la Fundación Ideas en Nueva York, junto a Felipe González, Tony Blair o Bill Clinton así lo demuestran.

En Italia pocos políticos jóvenes destacan y tienen voz en la complicada vida parlamentaria de la era de Berlusconi. Es más, la posibilidad para que la moción de censura reciente triunfara, vino desde la derecha más conservadora y liberal de Fini. Incluso un diputado del Partito Democratico (el más fuerte entre los socialdemocratas aunque de fundación cristiana) terminó ejerciendo el transfuguismo en dicha votación. Así pues, sólo una eurodiputada jóven como Debora Serracchiani  puede tener la osadía de volver a afrontar unas elecciones complicadas en Italia, con la frescura que el desgaste de luchar a diario contra Berlusconi impide a otros. Para quien no la conozca, invito a leer su blog o ver este discurso, la que la hizo mediática, hace un par de años en el comité de su partido.

Quizás Matteo Renzi, alcalde de Florencia y también del Partito Democratico pueda ser una opción en Italia

Parece más dificil que Cameron y Clegg dejen el poder en 4 años, y Ed Miliband deberá trabajar mucho y bien para que en Gran Bretaña se le vea como un líder de gobierno y no como a un combativo  Ed “The Red” con pocas posibilidades de gobernar.

Espero, que pronto sea posible que el PS francés resurja de sus peleas internas y alguien tome el timón decidido para ir ganando espacio a Sarkozy, mientras va cambiando poco a poco Europa.¿Será Aubry lo que están buscando? No, no representa nuevos valores y no será capaz de unir al partido lo suficiente. Quizás un político más joven como Benoît Hamon pueda ser la alternativa. 

¿Y cómo te imaginas tú el mapa político de Europa dentro de 5 años?

Etiquetado , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: