Olvida quien eres.

Olvida tu nombre, olvida quién eres. Que puesto has desempeñado, que cargo te han designado libremente o que cargo has obtenido por la vía democrática gracias a los votos de la ciudadanía, Simplemente olvida que perteneces a una organización determinada.
Olvídate de tus relaciones e influencias en las personas que te rodean, olvida tus proyectos personales, olvida el afán de alcanzar metas para tu vida. Olvida las palabras, comité, asamblea, primarias, congresos, federal, regional, local.
Olvida el diccionario de frases inconexas que no significan nada. Que lo que digas lo pienses, y tenga sentido directo en una acción que puedas realizar. Olvida los plurales mayestáticos. Olvida los mundos comunes del lenguaje, los discursos que ya sabes. Olvídalo todo.
Olvida tus líderes y referencias personales, olvida en que estructura funcionas como una máquina imperfecta.
Derriba todas las estructuras a las que pertenezcas.
Vuelve a empezar, reidea tus proyectos para que coincidan con los de otros. Y trabaja hasta conseguirlos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: