Retroprogresismo: La vanguardia y los principios

Hoy cumple el Partido Socialista Obrero Español 133 años de historia. Nuestra organización, con tal recorrido y devenir, ha sufrido épocas muy duras y otras en la que sus fines se cumplían, siendo una verdadera herramienta de transformación social para el Estado español. Los acontecimientos históricos que han sucedido en este siglo y tercio, han afectado al Partido de manera directa y tal es la importancia de la organización, que los sucesos de la organización, también han influido en la historia reciente.

Hace 133 años que un grupo de médicos y tipógrafos, hartos de la desigualdad creciente que sufría el mundo obrero a finales del siglo XIX, decidieron dar un paso adelante y fundar un nuevo partido obrero. Un partido que representara los valores de justicia social, que hicieran un nuevo pais, más solidario, más igualitario y fraterno. La estrategia que usaron fue clara, buscaron trabajadores que destacaban en la lucha social y eran representativos de las demandas que hacían y empezaron a unir su mensaje entorno a unos valores claros. Además de la rama política, idearon la acción sindical, separada para que fuera más incisiva, independiente y poder atacar al poder establecido por el conservadora por ambas vías. En pocos nació la UGT.

133 años después nos encontramos en una situación de crisis económica, social y política sin precedentes. En lo global, el modelo capitalista ha fallado y ni siquiera es capaz de autoabastecer y saciar su codicia. En el terreno político, los estados han abandonado la suerte de los ciudadanos, en un intento desesperado por ser capaces de parecer buenos deudores. Y en lo local, a nivel español, nos encontramos con una ciudadanía hastiada de la política, con un gobierno irresponsable encaminado hacia la destrucción del estado del bienestar y los partidos en la oposición que han perdido el credito ciudadano.

Es el momento de volver al orgullo y la dignidad socialista con la que Pablo Iglesias fundó el partido. Tardó 21 años en ser diputado (desde 1879 hasta 1910) en una travesía por dictaduras, persecuciones y lucha obrera sin precedentes hasta entonces en nuestro país, el país que nunca tuvo una revolución. Pero debemos de hacerlo bajo los principios con los que se ideó el PSOE.

Trabajadores responsables, inmersos en la sociedad, destacados por su conocimiento de la profesión que abogan y con una ejemplaridad ética irreprochable. Además preparadados y preparadas para la acción de gobierno, libres en sus decisiones, capaces de rebatir dialécticamente con argumentos y con determinación. Y todo desde el conocimiento de la modernidad líquida que nos rodea, desde el conocimiento de las nuevas formas de comunicación, de las tendencias sociales, de la liquidez de la sociología. 

Es el momento de hacer retroprogresismo en los valores y buscar siempre la vanguardia social, política y económica en nuestra estrategia.

Es nuestra obligación moral como militantes.

Etiquetado ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: