A través de la política.

Si alguna vez decidí militar en un partido político como el PSOE fue porque tuve claro que era el que había conseguido hacer más cambios sociales que influyeran a nivel personal y a nivel global en la sociedad donde vivo.

En casa mi tradición familiar siempre ha estado ligada a la izquierda, partiendo de los hechos a que a muchos españoles nos une, que es la injerencia que tuvo la guerra civil en nuestras generaciones pasadas. En mi caso, la huida a Francia y posterior exilio de un abuelo a México donde nacería mi padre y la situación socioeconómica terrible de la posguerra en España, donde se criaría mi madre, en una Andalucía sumida en la desigualdad social.  

Tras reunificar la familia en Andalucía y con las oportunidades laborales que se dieron en los años 80 de crecimiento, la democracia hizo que mi familia encontrara mejor destino en Madrid que en Sanlúcar de Barrameda nuestro lugar de origen. Fue en los 80’s y los 90’s cuando más cambió en generaciones mi familia, asentándose en la capital, consiguiendo una convergencia de renta, derechos sociales y bienestar que en décadas no había tenido. Fue en el entorno de los gobiernos socialistas de Felipe González cuando pudimos de verdad conseguir y un estado que protegiera de las vicisitudes del destino a nuestra unidad familiar.

Cuando pensé en que fuerza política entrar tuve claro que sería el PSOE, partido al cual mis padres habían votado y habíamos visto crecer desde la llegada de la democracia. Pese al origen comunista de mi abuelo, y el origen familiar, mis padres entendieron rápido porque es la socialdemocracia la que realiza verdaderos cambios sociales frente al idealismo del marxismo-comunismo más exacerbado.

Con la llegada de Zapatero al poder pude comprobar yo mismo como lo que cambiaba la realidad es buscar ilusiones y sueños pasados que no estaban recogidos como derechos en las leyes y hacer que la justicia social fuera efectiva gracias a un Estado que la preservara. Gracias a la política.

La resistencia pacífica o violenta, los conflictos sociales y enfrentamientos en la calle,  la ideología utópica como el comunismo para grandes comunidades no son tan útiles como la política de leyes, derechos y cambios sociales mantenidos en el tiempo que van variando la sociedad desde su germen. La lucha en la calle sirve, sin duda, pero solo como contención de algunas medidas radicales de los gobiernos de la derecha. Pero no cambian la sociedad ni la transforman en lo práctico, tan solo una forma de cambio basada en la retórica (en el buen sentido de la expresión) que tiene influencia en la idea, pero no en las praxis. Es su enfrentamiento brusco contra el sistema el que hace inviable su acceso pleno al poder, incluso llegando a negarlo aun teniendo posibilidad del mismo. La desconfianza sobre la mayoría de la población al enfrentamiento, hace que aun siendo una parte representativa de la sociedad no sea una legítima mayoría en los parlamentos para tener poder.

Es lo sucedido con respecto a la “expropiación” de alimentos en un supermercado de Écija, precisamente hay una negativa a la política. Es la negativa a querer proponer ideas, proyectos, leyes que puedan conseguir el fin buscado para toda la sociedad y no solo para el que esté dispuesto a incumplir las leyes. Eso es la política, es hacer que accedan a los puestos de poder quienes tienen ganas de cambiar la sociedad. Sanchez Gordillo renunció a que su formación política entrara en el gobierno de Andalucía pese a que contaba con la posibilidad de hacerlo, y aún estado IU en el gobierno, el alcalde de Marinaleda ha decidido no usar la vía política de la propuesta para conseguir objetivos globales, si no hacer acciones mediáticas para conseguir acciones locales e inútiles, salvo desde la retórica.

¿No hubiera sido mejor proponer un banco público de alimentos a la Junta de Andalucía, que gestionara útilmente los excedentes agrarios, excedentes de los supermercados y donaciones privadas de alimentos que se produjeran en Andalucía?

Lo que diferencia a un líder político de alguien que decide cambiar por sí mismo la sociedad es precisamente la capacidad de imaginar proyectos útiles y viables para todos. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: