“La Historia no hace nada” Evolución y Marxismo

Se presenta un Ensayo breve sobre los contenidos de la asignatura de Historia de la Antropología.El estudio se hace desde el punto de vista de los argumentos marxistas que en el tema se exponen, no bajo una visión general antropológica.

“LA HISTORIA NO HACE NADA”

LA VISIÓN MATERIALISTA DE LA EVOLUCIÓN QUE ENTRAÑA EL MARXISMO.

LA ACTUALIDAD COMO ELEMENTO DE ANÁLISIS HISTÓRICO

 
Ensayo sobre los contenidos del Capítulo II (El evolucionismo y el nacimiento de la Antropología) del libro de texto Martínez Veiga, U.  “Historia de la Antropología. Formaciones socioeconómicas y praxis antropológicas, teorías e ideologías”

Motivación del ensayo:

En la lectura del capítulo que hace referencia este ensayo aparece la cita que lo titula “La historia no hace nada” de Karl Marx, que hace que mi interés por profundizar en una afirmación tan absoluta y con tanto contenido detrás, sobre la influencia que tiene el devenir histórico sobre la propia historia o por el contrario son otras cuestiones basadas en los hombres la que la determina. La visión materialista que Marx introduce en el análisis de los acontecimientos y la periodicidad histórica está aquí inducida, en una frase tan sencilla. Determino buscar la cita completa en los textos de Marx (1845)

¡La historia no hace nada, no posee una riqueza inmensa, no libra combates! Ante todo es el hombre, el hombre real y vivo quien hace todo eso y realiza combates; estemos seguros que no es la historia la que se sirve del hombre como de un medio para realizar -como si ella fuera un personaje particular- sus propios fines; no es más que la actividad del hombre que persigue sus objetivos.

En este sentido, la cita más completa, es todo un análisis de la propia teoría materialista, seguramente explicados por Engels en un lenguaje más cercano y directo que el de Marx, pero no exento de citar los elementos del análisis necesarios. Habla de la “riqueza” (que pueden asemejarse pues a las fuerzas productivas) y habla de que es el hombre “real y vivo” es decir, con sus acciones (referencia materialista) el que realiza “combates” (aquí se enlaza con las relaciones de producción). Las referencias temporales son las que introducen el cambio de una versión determinista de la historia (no es la historia la que se sirve del hombre como un medio) sino sus “fines y objetivos” Una vez más hace referencia a la capacidad de acción y transformación social del hombre.

Es la motivación de este ensayo comentar los conceptos teóricos que se encuentran en este capítulo sobre la evolución y el materialismo y encontrar elementos de la actualidad que sirvan para afianzar este análisis histórico. Se ha determinado usar los elementos de análisis marxistas usados en el capítulo, evitando otros análisis no válidos para analizar este tema, de teorías antropológicas posteriores, o visiones sociales diferentes como el postmodernismo, que introducirían otros elementos no lineales en este ensayo.

2013-11-24 11.54.17

EVOLUCIONISMO DESDE EL PUNTO DE VISTA MATERIALISTA

En el capítulo se explica certeramente como Marx ve la historia como una consecuencia de si las fuerzas productivas se usan para continuar con el progreso y la producción de verdad y que cuando estas dejan de servir para estas causas, hay un cambio en las “relaciones de producción” Estos cambios en las relaciones de producción son los que motivan las revoluciones sociales.

Como punto de análisis de la actualidad, podemos ver como en la opinión pública está creciendo a nivel mundial la noción de que las democracias representativas, empiezan a ser una traba para que los ciudadanos tengan acceso a unas relaciones de producción más justas. La crisis económica internacional, los elementos de la globalización que han influido en hacer perder derechos sociales en unos lados o ganarlos en otro, el paro juvenil en ciertos países de los que ya estaban desarrollados, las protestas en países en desarrollo como las primaveras árabes, etc. pueden ser elementos de la evolución histórica entendidos como fallos en la efectividad del uso de las fuerzas productivas.

El segundo punto que Marx y Engels introducen, para que se vea el modelo materialista, y en cierto sentido estructuralista de la historia, es en el argumento de la estabilidad social como sinónimo del control de una clase dominadora sobre una dominada. Precisamente uno de los argumentos que más cambian el paradigma que en diversos pasos de la historia la clase dominante ha recitado una y otra vez sobre la supuesta paz social o estabilidad. Como vemos no  la genera un sistema económico o político justo, Marx y Engels insisten es que es la dominación la que las genera. Si no hubiera tal dominación se entraría en el siguiente momento social que relatan cómo revolución social.  En este punto se introduce el elemento político del modelo de estado según entiendan la estabilidad social en relación con las fuerzas productivas y las relaciones de producción.

El papel del estado como regulador de esta estabilidad, es la eterna lucha que todavía hoy se tiene en el debate ideológico político sobre el papel del estado: (a) Como  “gestor” de los derechos sociales mínimos que producen una paz social y transformador a largo plazo de la desigualdad (visión socialdemócrata) , (b) como quien controla el orden para que el estatus de os medios de producción y las relaciones sociales se conserven (visión conservadora)  , (c) como generador de una libertad económica que deje al mercado (es decir a los más fuertes para competir en él) marcar las pautas de comportamientos entre las fuerzas productivas y las relaciones de producción (liberalismo) o (d) como llegaron a pensar ser el estado desde los que interpretaron el Marxismo o socialismo como un modelo político aplicable a la socialización de los bienes de producción para producir unas relaciones más justas. También otras maneras de organizar políticamente los estados (dictatoriales, en el extremo del conservadurismo, o anárquicas como punto de llegada de un poder colectivizado) Una vez más podemos ver como no es la historia la que hace o no hace nada, sino que son los hombres, de la “clase dominante” (en términos de Marx y Engels) mediante el uso de las fuerzas productivas o la “clase dominada” mediante la búsqueda de otras relaciones de producción la que afectan al devenir del proceso histórico.

En un tercer grupo de argumentos, se explica la historia desde la visión materialista de la evolución como los cambios que se dan en las fuerzas productivas gracias o debido a la tecnología (no quiero emitir un juicio de opinión favorable o desfavorable al decir  “gracias”)

El determinismo tecnológico ha ido marcando las fases históricas entre quienes poseían los medios o fuerzas de producción y ha determinado como eran las relaciones entre las clases sociales.

La producción energética como elemento de evolución tecnológica. Si analizamos otro elemento de la actualidad, podemos dar un ejemplo de un posible cambio en estas relaciones de producción, ante el momento de control de una de las fuerzas productivas como es la energía. La determinación de los precios de las energías fosiles derivadas del petróleo o el carbón se produce  en el mercado internacional de manera que una oligarquía (más amplia que la existente en los precios de venta de los productos en comercialización en cada país) va marcando los precios de referencia no basados en el coste de producción linealmente. Esto hace que toda la actividad productiva mundial se encarezca, haciendo que haya distorsiones entre las fuerzas productivas y su producto final. Por ejemplo, un abaratamiento global de la energía produciría más renta disponible para los trabajadores, o más renta disponible para los mercados especulativos. Son decisiones que afectarían a las mismas relaciones de producción frente a las fuerzas productivas.   Las otras grandes defensoras del control de los medios de producción energéticas son las empresas eléctricas, que ya sea desde hidrocarburos o fuentes de energía renovables, han conseguido también un mercado a su medida.  La quiebra de este sistema de poder basado en que los consumidores no tengan manera de hacer que los precios se determinen a la baja y no al alza, se rompe gracias a la tecnologías que dejan producir a los ciudadanos energía de manera independiente (solar fotovoltaica y producción de hidrógeno) Puede verse como a nivel europeo o estatal, el Estado y las instituciones están tratando de contener esta posibilidad de producción de energía. ¿Por qué?  Porque variaría las relaciones de producción y podrían alterar la sostenibilidad del sistema dando otro marco distinto.

Hay muchos análisis actuales posibles que hacen entender cómo influye la tecnología en la evolución de los procesos históricos, lo cual daría un marco de realidad a las teorías lanzadas por Marx y Engels que se resumen en la frase que marcaba el inicio de este ensayo:

“LA HISTORIA NO HACE NADA”

Bibliografía

Engels, F. y Marx, K. La Sagrada Familia o Crítica de la crítica crítica. Contra Bruno Bauer y consortes. Frankfurt, 1845.

Etiquetado ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: