Hacia el 25 de Mayo.

image

Si bien es verdad que no soy un experto en cómo deben hacerse las campañas electorales desde la teoría de la comunicación política y el marketing electoral, como militante de un partido político (PSOE) y ciudadano, sí que puedo evaluar, con cierto criterio, lo que me parece esta campaña. Veamos lo que pasará de aquí al 25 de Mayo

Votantes y redes sociales tangibles. Los votantes debemos ser críticos, informarnos de las ideas que se van a contrastar, de los partidos y luego decidir. En esta campaña el votante además debe decirdir quien será el presidente de la Comisión Europea que de forma indirecta saldrá de la elección de los parlamentarios europeos.

Candidatos. Hay dos tipos de candidatos que me suelen gustar, en primer lugar los que se sabe de ellos y no se duda, de su preparación y capacidad para el puesto que ocuparán, los que tienen legitimidad. En segundo lugar, los que me representan. Y eso quiere decir, que cumplen con unas líneas ideológicas claras y que su experiencia personal es coherente con ellas.

Tenemos la responsabilidad pues de conocer las opciones principales a nivel europeo. En mi opinión conocer bien al “alemán bueno” Martín Schulz (socialdemócrata) y compararlo con el “pirata financiero” luxemburgués Jean-Claude Junker, da muchas pistas de los dos caminos por los que puede ir Europa.

La joven Ska Keller de los Verdes, Tsipras, el griego en lucha casi hegemónica campaña contra la Troika de la izquierda radical destacan en las opciones no masivas. Quizás el más histriónico sea el liberal holandés Verhofstadt. Buscad información, sereis los mejores en relacionar programas y personas.

De los candidatos nacionales poco que no sepan. Creo que si hubieran sido elegido de manera más colectiva en procesos más abiertos hubieran llegado a tener mejor imagen que la que tienen.

Mensajes de campaña. Nunca me han apasionado los periodos de campaña política por el trato que se hace de la información y los mensajes vertidos, enlatados, repetitivos, cerrados. Mucho más interesantes suelen ser los meses previos cuando se debaten y se redactan esas ideas. Si se hace bien, son periodos muy enriquecedores.

Pero en campaña a veces creo que los partidos -casi todos- tratan a los ciudadanos como si fueran idiotas. Partidos grandes y pequeños. El respeto a la independencia intelectual de los ciudadanos, a su capacidad de análisis y decisión debe ser el primer objetivo de la democracia. No me gusta que las campañas se ganen por el tamaño de las mismas o por las veces que se repite un mismo mensaje.

Cartelería electoral. Me resulta curiosa la falta de imaginación en la política, si se compara con otras actividades sociales en su forma de comunicación, su impresión en imágenes y videos o campañas en redes para explicarlas.

Soy especialmente fan del artista Obey, gran crítico social que genera arte en cada cartel. Sino arte, cada vez que alguien diseñe un cartel en una campaña debería pensar dos cosas básicas. Si la imagen de lo que está representando, coincide con lo que dice. Y si estéticamente cumple la intención que tiene.

Llevo unos años investigando y probando varios tipos de expresión gráfica en carteles políticos, los que menos interés han tenido los que tenían fotos de cualquier político en activo. Los que más, los figurativos (cualquier imagen que representa la idea sin ser directamente la misma idea) y los nostálgicos o sentimentales (que traían a la memoria algún recuerdo que proyectar al futuro al que los veía)

Cada vez que alguien diseñe un cartel que va a llenar las farolas y marquesinas electorales de las ciudades, debería de aspirar al menos a que sea agradable y atractivo. En segundo lugar, aspirar a que mole tanto (he usado el coloquial verbo a posta) que los votantes del partido quieran tener uno como recuerdo como ícono político.

Estamos en un tiempo en el que la cultura pop ha invadido todos los factores de nuestra vida, pero a la vez esperamos llamar la atención con carteles políticos de los años 80. Es un grave error.

Redes sociales cibernéticas. Como amplificador de las acciones de la campaña en la calle, altavoz de los mensajes y propio medio directo de comunicación con el votante,  las redes deben ser extendidas en campañas para conseguir llegar a más gente. Su propia ideosincrasia hacen que se pueda arriesgar en los contenidos . Al igual que con los carteles, no entiendo el uso “casi analógico” y poco imaginativo de  los partidos en red. Sólo hace un día que empezó la campaña  y ya están inundadas de mensajes con más o menos suerte en su confección.

Síntesis.

Este 25 de Mayo se decidirá quién consigue enlazar mejor a sus canditatos con los votantes, veremos si el mensaje se ha confeccionado con conocimientos e ideología y si todo lo que rodea a la campaña (comunicación, redes, carteles) tienen el efecto buscado.

Yo os animo a buscar información (ningún Link en este artículo a posta) a debatir con vuestros cercanos más políticos y por último analizar toda la información determinante.

Yo votaré a quien ha resuelto apoyar a Martín Schulz para presidente de la Comisión: el PSOE

¿Y tú?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: