Archivo de la categoría: antropología

Rocío Márquez, sabiduría e innovación.

Presentaba ayer Rocío Márquez (Huelva, 1985) el espectáculo “Por qué cantamos” en el Teatro de la Abadía, dentro del festival “Suma flamenca” que se desarrolla durante Junio y Julio en la capital madrileña. Tenía la cita un interés especial pues aunaba poesía y flamenco, recitadas ambas por la excepcional cantaora onubense. Y no voy a dejar un solo adjetivo gratuito en la crónica, por lo que paso a relatar lo que allí aconteció de manera sintética, pues daría para mucho más analizando cante por cante.

Rocío es excepcional principalmente por el conocimiento que atesora de los distintos palos flamencos. Pese a su juventud (relativa con respecto a su conocimiento) puedes escuchar cantes antiguos que han debido ser recuperados quizás de grabaciones quizás de que ha ido escuchando a “los mayores” desde que era muy pequeña, pero es inverosímil la conciencia flamenca que tiene.  Es una verdadera portadora del cante.

En todos los espectáculos que vi de ella anteriormente, nunca ha hecho un repertorio parecido (desde una Suite española, junto a la pianista Rosa Torres-Pardo donde tenía su versión más lírica, hasta cantando un cancionero tradicional con Paco Seco, o el flamenco más de raíz. Ayer exploró otras vías, una introspección muy personal de Morente, o la suma de poesía de vanguardia en el repertorio de letras) Es excepcional por la variedad cromática de su voz, en la diversidad de estilos a los que imprime su estilo. Creo, que va detrás los pasos del gran Miguel Poveda en esta faceta.

Rocío además comprende la música que está haciendo, quizás por su formación, quizás por ser una estudiosa de aquello a lo que se dedica. Tiene que ver mucho que se junte con músicos como el guitarrista Miguel Ángel Cortés (qué toque más fino, qué falsetas, qué precisión) Ayer hicieron una excepcional granaina, donde voz y guitarra se intercambiaban los roles entre falsetas y acompañamientos. Innovación técnica explicada de manera didáctica. Y es que los grandes del flamenco, han sido siempre divulgadores de la ciencia que saben. Y también fue profesora de literatura, llegando desde Benedetti a Juan Ramón Jiménez, pasando por nuevas tendencias de poesía (hizo una performance innovadora, sampleada y con letras muy duras que dejaron al público boquiabierto) Y además, homenajeando a los poetas populares del flamenco.

Las letras que usa en los fandangos, no son nunca casualidad del momento. Ayer en los bises hizo una letra sobre al condición humana que no pude anotar y espero volver a oir pronto hasta que me lo pueda aprender. Rocío muestra su lado más excepcional sobre todo cuando tiene que expresar y transmitir. Es capaz de estar cantando, de sonreír o desgarrarse con las letras, de guiñar al público y sobre todo de modular la palabra y su significado, en lo que canta.

Lo hizo mientras recitaba lo último que está grabando, un homenaje al histórico Marchena. No sólo se trataba de conseguir aprenderse la extensa letra de la copla, ni de saber hacer los giros necesarios para cantar y recitar en los mismos versos. Rocío consiguió transportarnos al primer cuarto del siglo XX en una suerte de máquina del tiempo del flamenco.  Lo antiguo, como vanguardia.

Una suerte volver a coincidir con esta pedazo de cantaora. Siendo de la misma generación, temo que veré un futuro brillante del que no conozco límites de momento.

 

 

Etiquetado

Bulerías por soleá

Nos pasamos entera la vida

discutiendo con los demás

unos sufren y cantan “sentías” tonás.

mientras otros ciegos corretean por bulerías

 

Mis tangos brillantes no lucirían,

sin tus tientos y quejíos tan de verdad ,

Seguirillas tristes acompañan mi soleá,

que se transforma al verte por alegrías.

 

Lleguemos a un pacto,

tengamos la completa libertad

de sentir penas o alegrías ,

de ir al mismo compás,

que yo termine cantando

mi soleá por bulerías,

y que tú te temples entonando

tus bulerías por soleá.

IMG_8785

“La Historia no hace nada” Evolución y Marxismo

Se presenta un Ensayo breve sobre los contenidos de la asignatura de Historia de la Antropología.El estudio se hace desde el punto de vista de los argumentos marxistas que en el tema se exponen, no bajo una visión general antropológica.

“LA HISTORIA NO HACE NADA”

LA VISIÓN MATERIALISTA DE LA EVOLUCIÓN QUE ENTRAÑA EL MARXISMO.

LA ACTUALIDAD COMO ELEMENTO DE ANÁLISIS HISTÓRICO

 
Ensayo sobre los contenidos del Capítulo II (El evolucionismo y el nacimiento de la Antropología) del libro de texto Martínez Veiga, U.  “Historia de la Antropología. Formaciones socioeconómicas y praxis antropológicas, teorías e ideologías”

Motivación del ensayo:

En la lectura del capítulo que hace referencia este ensayo aparece la cita que lo titula “La historia no hace nada” de Karl Marx, que hace que mi interés por profundizar en una afirmación tan absoluta y con tanto contenido detrás, sobre la influencia que tiene el devenir histórico sobre la propia historia o por el contrario son otras cuestiones basadas en los hombres la que la determina. La visión materialista que Marx introduce en el análisis de los acontecimientos y la periodicidad histórica está aquí inducida, en una frase tan sencilla. Determino buscar la cita completa en los textos de Marx (1845)

¡La historia no hace nada, no posee una riqueza inmensa, no libra combates! Ante todo es el hombre, el hombre real y vivo quien hace todo eso y realiza combates; estemos seguros que no es la historia la que se sirve del hombre como de un medio para realizar -como si ella fuera un personaje particular- sus propios fines; no es más que la actividad del hombre que persigue sus objetivos.

En este sentido, la cita más completa, es todo un análisis de la propia teoría materialista, seguramente explicados por Engels en un lenguaje más cercano y directo que el de Marx, pero no exento de citar los elementos del análisis necesarios. Habla de la “riqueza” (que pueden asemejarse pues a las fuerzas productivas) y habla de que es el hombre “real y vivo” es decir, con sus acciones (referencia materialista) el que realiza “combates” (aquí se enlaza con las relaciones de producción). Las referencias temporales son las que introducen el cambio de una versión determinista de la historia (no es la historia la que se sirve del hombre como un medio) sino sus “fines y objetivos” Una vez más hace referencia a la capacidad de acción y transformación social del hombre.

Es la motivación de este ensayo comentar los conceptos teóricos que se encuentran en este capítulo sobre la evolución y el materialismo y encontrar elementos de la actualidad que sirvan para afianzar este análisis histórico. Se ha determinado usar los elementos de análisis marxistas usados en el capítulo, evitando otros análisis no válidos para analizar este tema, de teorías antropológicas posteriores, o visiones sociales diferentes como el postmodernismo, que introducirían otros elementos no lineales en este ensayo.

2013-11-24 11.54.17

EVOLUCIONISMO DESDE EL PUNTO DE VISTA MATERIALISTA

En el capítulo se explica certeramente como Marx ve la historia como una consecuencia de si las fuerzas productivas se usan para continuar con el progreso y la producción de verdad y que cuando estas dejan de servir para estas causas, hay un cambio en las “relaciones de producción” Estos cambios en las relaciones de producción son los que motivan las revoluciones sociales.

Como punto de análisis de la actualidad, podemos ver como en la opinión pública está creciendo a nivel mundial la noción de que las democracias representativas, empiezan a ser una traba para que los ciudadanos tengan acceso a unas relaciones de producción más justas. La crisis económica internacional, los elementos de la globalización que han influido en hacer perder derechos sociales en unos lados o ganarlos en otro, el paro juvenil en ciertos países de los que ya estaban desarrollados, las protestas en países en desarrollo como las primaveras árabes, etc. pueden ser elementos de la evolución histórica entendidos como fallos en la efectividad del uso de las fuerzas productivas.

El segundo punto que Marx y Engels introducen, para que se vea el modelo materialista, y en cierto sentido estructuralista de la historia, es en el argumento de la estabilidad social como sinónimo del control de una clase dominadora sobre una dominada. Precisamente uno de los argumentos que más cambian el paradigma que en diversos pasos de la historia la clase dominante ha recitado una y otra vez sobre la supuesta paz social o estabilidad. Como vemos no  la genera un sistema económico o político justo, Marx y Engels insisten es que es la dominación la que las genera. Si no hubiera tal dominación se entraría en el siguiente momento social que relatan cómo revolución social.  En este punto se introduce el elemento político del modelo de estado según entiendan la estabilidad social en relación con las fuerzas productivas y las relaciones de producción.

El papel del estado como regulador de esta estabilidad, es la eterna lucha que todavía hoy se tiene en el debate ideológico político sobre el papel del estado: (a) Como  “gestor” de los derechos sociales mínimos que producen una paz social y transformador a largo plazo de la desigualdad (visión socialdemócrata) , (b) como quien controla el orden para que el estatus de os medios de producción y las relaciones sociales se conserven (visión conservadora)  , (c) como generador de una libertad económica que deje al mercado (es decir a los más fuertes para competir en él) marcar las pautas de comportamientos entre las fuerzas productivas y las relaciones de producción (liberalismo) o (d) como llegaron a pensar ser el estado desde los que interpretaron el Marxismo o socialismo como un modelo político aplicable a la socialización de los bienes de producción para producir unas relaciones más justas. También otras maneras de organizar políticamente los estados (dictatoriales, en el extremo del conservadurismo, o anárquicas como punto de llegada de un poder colectivizado) Una vez más podemos ver como no es la historia la que hace o no hace nada, sino que son los hombres, de la “clase dominante” (en términos de Marx y Engels) mediante el uso de las fuerzas productivas o la “clase dominada” mediante la búsqueda de otras relaciones de producción la que afectan al devenir del proceso histórico.

En un tercer grupo de argumentos, se explica la historia desde la visión materialista de la evolución como los cambios que se dan en las fuerzas productivas gracias o debido a la tecnología (no quiero emitir un juicio de opinión favorable o desfavorable al decir  “gracias”)

El determinismo tecnológico ha ido marcando las fases históricas entre quienes poseían los medios o fuerzas de producción y ha determinado como eran las relaciones entre las clases sociales.

La producción energética como elemento de evolución tecnológica. Si analizamos otro elemento de la actualidad, podemos dar un ejemplo de un posible cambio en estas relaciones de producción, ante el momento de control de una de las fuerzas productivas como es la energía. La determinación de los precios de las energías fosiles derivadas del petróleo o el carbón se produce  en el mercado internacional de manera que una oligarquía (más amplia que la existente en los precios de venta de los productos en comercialización en cada país) va marcando los precios de referencia no basados en el coste de producción linealmente. Esto hace que toda la actividad productiva mundial se encarezca, haciendo que haya distorsiones entre las fuerzas productivas y su producto final. Por ejemplo, un abaratamiento global de la energía produciría más renta disponible para los trabajadores, o más renta disponible para los mercados especulativos. Son decisiones que afectarían a las mismas relaciones de producción frente a las fuerzas productivas.   Las otras grandes defensoras del control de los medios de producción energéticas son las empresas eléctricas, que ya sea desde hidrocarburos o fuentes de energía renovables, han conseguido también un mercado a su medida.  La quiebra de este sistema de poder basado en que los consumidores no tengan manera de hacer que los precios se determinen a la baja y no al alza, se rompe gracias a la tecnologías que dejan producir a los ciudadanos energía de manera independiente (solar fotovoltaica y producción de hidrógeno) Puede verse como a nivel europeo o estatal, el Estado y las instituciones están tratando de contener esta posibilidad de producción de energía. ¿Por qué?  Porque variaría las relaciones de producción y podrían alterar la sostenibilidad del sistema dando otro marco distinto.

Hay muchos análisis actuales posibles que hacen entender cómo influye la tecnología en la evolución de los procesos históricos, lo cual daría un marco de realidad a las teorías lanzadas por Marx y Engels que se resumen en la frase que marcaba el inicio de este ensayo:

“LA HISTORIA NO HACE NADA”

Bibliografía

Engels, F. y Marx, K. La Sagrada Familia o Crítica de la crítica crítica. Contra Bruno Bauer y consortes. Frankfurt, 1845.

Etiquetado ,

Arte urbano como protesta #madridneedsBanksy

Desde que estuve en Brighton allá por 2007 en viaje de estudios, me ha interesado la figura del graffitero inglés Banksy. A través de sus murales he podido descubrir a más artistas urbanos que rondan las calles de las ciudades por todo el mundo, entendiendo que es una de las expresiones artísticas de más vanguardia y cambiantes día por día.

5508929730_a052f241d5_b

El artista, ha realizado varias estancias, entre las que caben destacar sus últimas andanzas por New York, o aquella estancia que hizo en New Orleans poco después del Katrina. En su expresión artística destaca su crítica constante al sistema, a los tópicos artísticos y al capitalismo. Es curioso, pues el ya es un producto globalizado, pues aunque no tenga una identidad conocida, expone en varias galerías de renombre y tiene incluso su representante. Además ha trabajado para varias marcas comerciales, haciendo que su discurso genere siempre controversia.

day1

En este sentido y ante el endurecimiento de las penas en la Ley de Seguridad ciudadana, así como las ordenanzas municipales, Madrid puede convertirse en una ciudad donde toda expresión artística o de crítica ciudadana, sea un hecho delictivo. Ya hay periódicos extranjeros que prevén que la situación sea parecida a tiempos de la dictadura de Franco. Prohibiciones para hacer manifestaciones sin previo aviso bajo pena de importantes multas, la prohibición de los músicos callejeros que no se registren en una base de datos y hagan un examen, las multas hacia los graffiteros, así como otras expresiones sociales (15M, acampadas, escraches o una prevención para activistas ecologistas en sus acciones para llamar la atención escalando a determinados edificios) Puede verse cómo Banksy si ha tenido inspiración en nosotros.

sol-indignados-15-m-papa_cuaima20110803_0092_3

b-osgen-2-corrected-sized-01

Ante esta situación, en un debate sobre si debe ser la política la que cambie la situación, o la protesta ciudadana (incluyendo al arte como modo de protesta) la que tome la iniciativa, pienso que una estancia madrileña del graffitero ayudaría a que se pudiera encauzar todo el malestar que hay en la ciudad, además de conseguir otro aliciente  para visitarla, completando así un recorrido de arte urbano nuevo alternativo al arte encerrado en los museos (Thyssen, Reina Sofía, Prado, Sorolla, Caixa Forum, etc)  Este recorrido debería ser mejor promocionado, dado que barrios como Lavapiés, zonas como la de Malasaña y otras instalaciones como La Tabacalera, podrían completar una gran atracción para el mundo del arte y servir de modelo de vanguardia, que además cumpliría la función social de la denuncia en muchos casos por sus contenidos, en otros casos por el pacto entre vecinos y graffiteros por la cesión de espacios para pintar. Un caso es Malasaña como pueden verse en estos ejemplos (Paco Soler me envía fotos de las persianas de los comercios)

1385043442098

1385043453216

Pero es fácil encontrarse con otros murales más espectaculares:

2013-11-02 16.27.20

Y pequeñas obras llenas de significados ocultos, como este Harry el Sucio, sobre un mapa real de las calles de San Francisco.2013-11-02 14.16.14

En estas circunstancias decido escribir un día a los representantes que encuentro por internet de Banksy, para tratar de que haga una estancia en Madrid. Ante la nula respuesta, decido empezar una campaña de fotografías y mensajes vía Twitter, con el hashtag que da título al artículo #madridneedsBanksy. Decido buscar paredes en las que podría pintar, así como otros elementos que puedan recordarnos al artista, como pequeños dioramas construidos con Lego o Playmobil.

IMAG0773_1

Screenshot_2013-11-21-16-44-39_1

Screenshot_2013-11-21-16-44-27_1

 

Screenshot_2013-11-21-16-44-15_1

 

¿Me ayudas a hacer que Banksy haga de Madrid una de sus galerías estables con una estancia crítica? ¿Se te ocurre alguna idea más? ¿Crees que es posible lanzar un Change para intentarlo?

Las palabras exactas

Palabras exactas

Los estudiantes de ciencias sociales, solemos pasar horas y horas leyendo textos de las asignaturas a las que presentaremos materia con la única intención de que se nos quede en la memoria a la primera, como si de una ciencia infusa se tratara, con la convicción de que el subconsciente actúe por las noches para hacer una amalgama convincente de las historias que vamos metiendo en nuestras cabezas.

Los más extraños, quizás aquellos que decidimos hacer una segunda carrera por la UNED a modo de entretenimiento,  a veces vamos más lejos  e investigamos las materias de manera casi enfermiza. Al principio cualquier referencia de algo nuevo parece apasionante, buscamos artículos por internet, los libros a los que refiere el texto principal en las bibliotecas con un gusto que poco a poco se va apagando, según los exámenes van pasando y hay que estudiar más asignaturas. Reconozco que el tiempo es limitado y hay que ser productivo para aprobar exámenes, quitando espacio al conocimiento puro.

Este verano he estudiado Lingüística, asignatura del segundo cuatrimestre, del primer curso del grado de Antropología Social y cultural. El temario en sí, hace un breve repaso de una ciencia interesante, la relativa a cómo usamos el lenguaje para comunicarnos. Merece la pena saber cuántas lenguas hay, en que se diferencian y como clasificarlas. El lenguaje en todos sus aspectos, desde los procesos cognitivos que usamos para poder aprenderlo, la fonética y fonología – relativas a como articulamos los sonidos, morfología, que da valor a la formación interna de las palabras, sintaxis que analiza la estructura de nuestros mensajes y la semántica, que analiza su significado. Nuevos conceptos, como la pragmática, ya sea cognitiva, que se centra en analizar por qué nos entendemos si por lo general hay muchos mensajes implícitos que no decimos, o la pragmática social, que analiza las relaciones entre las que se efectúa dicha comunicación.

También están presentes las teorías lingüísticas, basadas en cómo aprendemos el lenguaje por estar inmersos en la sociedad (funcionalistas) o las teorías  más modernas (se centran en nuestra programación previa para aprender) que presentan perfiles de grandes académicos, como Chomsky o Lakoff.  Por último saber la importancia de las aplicaciones de la lingüística, desde la psicología, la medicina hasta aspectos como la lingüística forense.

En mis ratos de aburrimiento, en la biblioteca perdido en las musarañas, me pregunto si existirán las palabras exactas que incluyan una sonoridad diferente y mágica por la entonación y los acentos usados, si es posible que su significado, alterado por una sintaxis dirigida a crear efectos secundarios,  incluso si alguna combinación de rimas precisa o quizás una prosa libre,  buscando no duplicar ningún mensaje que ya pudiera darse por supuesto por nuestro conocimiento previo serán capaz de conmoverte o es que simplemente, hablamos idiomas diferentes.

Pero eso ya, es temario fuera de esta asignatura y forma parte de la lingüística aplicada.

Etiquetado