Archivo de la categoría: fotografía

Mujeres que diseñan con los colores de África

Ayer pude conocer mejor a Colores del Mundo – Tida Coly y a Amy Djiba, senegalesas, que están en el desarrollo de su marca de moda. Estuve viendo la colección en Songhay: bisutería y regalo étnico, una tienda que recomiendo a todos los curiosos de los detalles africanos (Malí, Burkina Faso, etc..) Y este fue el reportaje de fotos que salió.   Queda pendiente ir al taller cuando lo tengan “organizado” 😉

Aquí su web

http://coloresdelmundotida.blogspot.com.es/?m=1

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

Etiquetado

La alegría gaditana de Joaquín de Sola inunda Lavapies

En el mundo del flamenco los aficionados viven con la ilusión constante de que un nuevo talento surja para redimir sus penas y alegrías y volver a tener otro Elegido. Desde que nos abandonara el inigualable Camarón de la Isla en 1992 (última Llave de Oro del cante flamenco entregada a título póstumo) le vemos reflejado en  los gestos, detalles, quejíos y alegrías de muchos cantaores. La alegría de encontrarnos con Joaquín de Sola es volver a sentir que esa ilusión de un nuevo mesías flamenco sigue presente.

A sus 27 años -nada precoces, pese a su imagen de gitanillo de la Caleta- Joaquín ha logrado que este año sea su disco el elegido revelación entre los y las jóvenes del flamenco. Pese a que ahora es posible ver en Youtube previamente los vídeos de los cantaores que se van a actuar a las tabernas, el flamenco es material para ser consumido en vivo. Tuvimos la suerte de asistir a las pruebas de sonido. No nos hizo falta buscar Candela desde la calle, escuchamos el tronío del gaditano a una manzana de distancia.

Alentados por Diego Gallardo, fotógrafo de Flamencuras, pudimos comprobar como Joaquín es un portador de esencias antiguas en los cantes de la Bahíatangos, tientos, alegrías y sobre todo los tanguillos de Caique interpreta con la gracia ntrínseca a la ciudad que lo vio correr de niño.

El joven cantaor entiende el flamenco como una manera festiva de expresión y se crece cuando sonríe en el escenario con las enérgicas bulerías bien mecidas, con partes hechas canción y otras terminando en alto. Ni qué decir de las letras de las chuflillas (shuflillas, palabra que debe pronunciarse con la “sh” inventada en San Fernando)

Lo verdaderamente sorprendente de Joaquín es su voz de cantaor viejo, con cuerpo, que sale del pecho, nada nasal ni nacida en la garganta forzada. En la Soleá y en la Malagueña, Candela,se quedó mudo escuchando, se hizo un silencio de hielo mientras Joaquín invocaba al pasado con su voz. La malagueña la continuó con unos fandangos, ese cante que pertenece al pueblo, que habían sido escritos por el mismo Antonio Canales.

 Y terminó la noche por fiestas, bien acompañado rítmicamente con la caja de Epi Pacheco (que se arrancó en cierto momento de la noche a cantar “por carnavales”) y el guitarrista Adriano Lozano.

Oiremos hablar más veces de Joaquín, cantaor del futuro. Tiene sus propias variantes en el estilo de alegrías y tangos que canta, en la entrada de afinación al cante y en cómo termina los versos. Y sobre todo, su carácter de joven tímido, entregado al público y la sencillez con la que pasea su grandeza.

ESTE ARTÍCULO FORMA PARTE DE UN DOCUMENTAL DE INVESTIGACIÓN SOBRE LA TRANSMISIÓN DEL FLAMENCO EN EL QUE HEMOS COMENZADO A TRABAJAR LA FOTOPERIODISTA VICTORIA HERRANZ Y YO MISMO. 

Arte urbano como protesta #madridneedsBanksy

Desde que estuve en Brighton allá por 2007 en viaje de estudios, me ha interesado la figura del graffitero inglés Banksy. A través de sus murales he podido descubrir a más artistas urbanos que rondan las calles de las ciudades por todo el mundo, entendiendo que es una de las expresiones artísticas de más vanguardia y cambiantes día por día.

5508929730_a052f241d5_b

El artista, ha realizado varias estancias, entre las que caben destacar sus últimas andanzas por New York, o aquella estancia que hizo en New Orleans poco después del Katrina. En su expresión artística destaca su crítica constante al sistema, a los tópicos artísticos y al capitalismo. Es curioso, pues el ya es un producto globalizado, pues aunque no tenga una identidad conocida, expone en varias galerías de renombre y tiene incluso su representante. Además ha trabajado para varias marcas comerciales, haciendo que su discurso genere siempre controversia.

day1

En este sentido y ante el endurecimiento de las penas en la Ley de Seguridad ciudadana, así como las ordenanzas municipales, Madrid puede convertirse en una ciudad donde toda expresión artística o de crítica ciudadana, sea un hecho delictivo. Ya hay periódicos extranjeros que prevén que la situación sea parecida a tiempos de la dictadura de Franco. Prohibiciones para hacer manifestaciones sin previo aviso bajo pena de importantes multas, la prohibición de los músicos callejeros que no se registren en una base de datos y hagan un examen, las multas hacia los graffiteros, así como otras expresiones sociales (15M, acampadas, escraches o una prevención para activistas ecologistas en sus acciones para llamar la atención escalando a determinados edificios) Puede verse cómo Banksy si ha tenido inspiración en nosotros.

sol-indignados-15-m-papa_cuaima20110803_0092_3

b-osgen-2-corrected-sized-01

Ante esta situación, en un debate sobre si debe ser la política la que cambie la situación, o la protesta ciudadana (incluyendo al arte como modo de protesta) la que tome la iniciativa, pienso que una estancia madrileña del graffitero ayudaría a que se pudiera encauzar todo el malestar que hay en la ciudad, además de conseguir otro aliciente  para visitarla, completando así un recorrido de arte urbano nuevo alternativo al arte encerrado en los museos (Thyssen, Reina Sofía, Prado, Sorolla, Caixa Forum, etc)  Este recorrido debería ser mejor promocionado, dado que barrios como Lavapiés, zonas como la de Malasaña y otras instalaciones como La Tabacalera, podrían completar una gran atracción para el mundo del arte y servir de modelo de vanguardia, que además cumpliría la función social de la denuncia en muchos casos por sus contenidos, en otros casos por el pacto entre vecinos y graffiteros por la cesión de espacios para pintar. Un caso es Malasaña como pueden verse en estos ejemplos (Paco Soler me envía fotos de las persianas de los comercios)

1385043442098

1385043453216

Pero es fácil encontrarse con otros murales más espectaculares:

2013-11-02 16.27.20

Y pequeñas obras llenas de significados ocultos, como este Harry el Sucio, sobre un mapa real de las calles de San Francisco.2013-11-02 14.16.14

En estas circunstancias decido escribir un día a los representantes que encuentro por internet de Banksy, para tratar de que haga una estancia en Madrid. Ante la nula respuesta, decido empezar una campaña de fotografías y mensajes vía Twitter, con el hashtag que da título al artículo #madridneedsBanksy. Decido buscar paredes en las que podría pintar, así como otros elementos que puedan recordarnos al artista, como pequeños dioramas construidos con Lego o Playmobil.

IMAG0773_1

Screenshot_2013-11-21-16-44-39_1

Screenshot_2013-11-21-16-44-27_1

 

Screenshot_2013-11-21-16-44-15_1

 

¿Me ayudas a hacer que Banksy haga de Madrid una de sus galerías estables con una estancia crítica? ¿Se te ocurre alguna idea más? ¿Crees que es posible lanzar un Change para intentarlo?

Comendadoras

Comendadoras

Los niños juegan contra la pared
al fútbol, al salir de la escuela,
una madre pasea a su crío,
en un carro con grandes ruedas,
tres amigos que charlan animados,
sobre la situación de Venezuela,
mientras comparten unas bravas,
pasan tres palomas que vuelan.

En un momento en Malasaña
de las Comendadoras, en la Plazuela.

Etiquetado ,

Girasoles

En una carretera estrecha y perdida, rodeada de ejércitos de girasoles,
detengo mi marcha para hacer fotos entre el espectáculo de las flores,
soplan aires africanos, como rayos me atraviesan sus calores,
rodeado de amarillos, dorados y verdes vivos colores.

Final de Junio, termina el mes de los calditos con caracoles,
las adelfas alardean de blanco y rosa adornando callejones,
Las buganvillas exageran su profundidad cromática en los balcones
luce Andalucía sus campos de oro, agostados, añorando sus verdores.